Back to overview

El estado del agua potable en los Estados Unidos

Estados Unidos tiene uno de los suministros de agua potable más seguros del mundo. Pero, ¿eso significa que está libre de contaminación? El estudio del Environmental Working Group y de la Northeastern University demuestra que más de 19 millones de ciudadanos de los EE. UU. pueden estar expuestos a productos químicos potencialmente dañinos.

43 estados expuestos a la contaminación

En su informe, los investigadores de la Northeastern University afirman que al menos 610 fuentes de agua potable en 43 estados están contaminadas con compuestos tóxicos fluorados. Esto significa que hasta el 15% de los estadounidenses pueden tener un peligroso sistema de suministro de agua contaminada. Los grupos bajo el alto riesgo de tener agua del grifo contaminada en sus hogares son los que se encuentran en pequeñas áreas rurales. Por ejemplo, los trabajadores agrícolas del Valle Central de California, debido a la presencia de arsénico y productos químicos agrícolas en su suministro de agua, pueden tomar únicamente agua embotellada comprada. Otra amenaza para la calidad del agua potable son los florecimientos de algas tóxicas. Si bien la mayoría de las especies de algas son inofensivas, las algas azul-verdes conocidas como cianobacterias dan lugar a un olor desagradable distintivo y también se sabe que producen toxinas. Estas toxinas pueden ser peligrosas para las mascotas domésticas, pero también causan enfermedades en los humanos.

¿La solución?

La práctica más común en la lucha contra el florecimiento de algas tóxicas son los productos químicos nocivos. Sin embargo, estos son perjudiciales para el medio ambiente y, a menudo, producen efectos secundarios no deseados. Además, los tratamientos con herbicidas y alguicidas requieren permisos a menudo costosos por parte del gobierno local para la protección del medio ambiente. Cuando se usan herbicidas acuáticos, el lago o embalse debe permanecer cerrado por varios días. La tecnología ultrasónica es una alternativa ecológica al uso de químicos que es inofensiva para los peces y las plantas.

Agua libre de cianobacterias

El ultrasonido desarrollado por LG Sonic no rompe ni lisa las células, por lo tanto, las toxinas no se liberan en el agua. Debido a la adaptabilidad de las algas durante las estaciones dentro de un depósito de agua, la capacidad de cambiar estas frecuencias ultrasónicas es importante para los efectos a largo plazo de la tecnología. Con el uso de la tecnología de ultrasonido, combinada con el monitoreo y el ajuste de las frecuencias ultrasónicas, se pueden reducir los florecimientos en un 70 a 90% de concentración, en comparación con no realizar ningún tratamiento.

Información del contacto

  • LG Sonic
  • Radonstraat 10
  • 2718 TA Zoetermeer
  • Los Países Bajos