Noticias 26 Oct, 2020

La dosificación de químicos contribuye a la aparición de Floraciones de Algas Nocivas

El uso de productos químicos en la gestión de los lagos se remonta a 1939. Con el tiempo y el avance de la ciencia, sus efectos nocivos han sido expuestos.

Es de conocimiento público que los productos químicos dañan más de lo que benefician. Sin embargo, siguen siendo un método comúnmente utilizado que se cree que disminuye los impactos de las floraciones de algas.

El sulfato de cobre comúnmente utilizado es tóxico para la mayoría de las especies acuáticas. Según la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA), el cobre es tóxico para los peces al unirse a las membranas de las branquias. Al dañar las membranas, el cobre interfiere con los procesos de osmorregulación. El estudio de cinco lagos de Minnesota informó de que, tras 50 años de tratamiento con sulfato de cobre, los lagos estaban «casi completamente carentes» de macroinvertebrados bentónicos.

Los efectos negativos de los productos químicos

Investigaciones recientes han demostrado que los efectos negativos de los productos químicos no se limitan a dañar el medio ambiente. También contribuyen a la aparición de floraciones de algas nocivas, FAN (HAB, por sus siglas en inglés). El sulfato de cobre, como algicida, es altamente tóxico para las algas; provoca la fuga del contenido celular y la liberación de toxinas en el agua.

«No es una forma muy ecológica de tratar el problema», dijo James Douglass, científico medioambiental de la Universidad de la Costa del Golfo de Florida. Con Florida al frente, hay una tendencia sumamente esperada hacia métodos más seguros y eficaces de gestión de las algas.

Este mes, el comisionado del condado de Collier, Bill McDaniel, reveló los planes para un cambio de política. Un nuevo enfoque es «trabajar y comprometerse con las agencias, para ajustarse lejos de la metodología primaria de rociar químicos como erradicación».

Necesidad de tecnologías sustentables

Fiel a estas palabras, el Parque de Investigación de los Humedales de los Everglades de la FGCU en Nápoles instalará nueve sistemas MPC-Buoy. Usando la tecnología de ultrasonido de LG Sonic, el sistema MPC-Buoy reduce efectivamente el 70-90% de los florecimientos de algas en grandes cuerpos de agua. Lo hace creando una barrera de sonido cerca de la superficie del agua, que afecta a la flotabilidad de las algas e impide su fotosíntesis. A diferencia de los productos químicos, las instituciones de investigación no encontraron ningún impacto negativo de la tecnología de ultrasonido de LG Sonic en los seres humanos, el zooplancton, los peces y otra vida acuática.

«Todos los lagos del suroeste de Florida probablemente utilizan productos químicos. La mayoría de ellos usan un químico llamado sulfato de cobre. Bueno, el sulfato de cobre es tóxico, y el cobre es ahora el contaminante número 1 en la bahía de Naples porque todo el mundo está vertiendo sulfato de cobre en todos estos lagos», dijo el Dr. Mistch, director del Parque de Investigación de los Humedales Everglades de la FGCU en Naples.

Los cuerpos de agua de todo el mundo están contaminados con floraciones de algas, y ahora también con sustancias que estaban destinadas a mitigarlas. Es hora de un cambio hacia tecnologías verdes e inteligentes, que se crean para recuperar el ecosistema del cuerpo de agua. Sólo cuando empecemos a considerar los resultados a largo plazo y dejemos de comprometer la seguridad del medio ambiente mejoraremos verdaderamente la calidad de nuestras aguas superficiales.