Noticias 21 Jun, 2021

Informe de la ONU: La proliferación de algas se agravará

Primer estudio de este tipo

La Comisión Oceanográfica Intergubernamental de la UNESCO acaba de publicar un análisis estadístico de casi 10,000 eventos de floración de algas nocivas (FAN), reportados durante los últimos 33 años. La investigación es el resultado del trabajo de 109 científicos, de 35 países, a lo largo de siete años. Ese estudio nunca había sido realizado anteriormente.

La revista Nature – Communications Earth & Environment publicó el informe “El aumento en la proliferación de algas, a nivel global, fue percibido debido al monitoreo intensificado y a los impactos emergentes de la floraciones”.

Los investigadores utilizaron la base global de datos de eventos de algas nocivas (HAEDAT), que tiene 9,503 eventos que afectan a los seres humanos, y el Sistema de Información de Biodiversidad Oceánica (OBIS), que tiene 7 millones de registros de observación de microalgas, siendo 289,668 incidentes con especies de algas peligrosas. También se utilizó la lista de referencia taxonómica de microalgas nocivas de la IOC- UNESCO.

 

Un evento recurrente

Las microalgas son la base de las cadenas alimentarias acuáticas, ayudan a regular los niveles de CO2 en la atmósfera y producen aproximadamente la mitad del oxígeno del mundo. Sin embargo hay más de 200 especies, que cuando son abundantes, pueden liberar toxinas peligrosas o causar daño.

Las floraciones nocivas ya se han observado en el año 731, lo que demuestra que no son un fenómeno nuevo.

Las actividades humanas, la contaminación por nutrientes, el crecimiento de la población, las condiciones climáticas cambiantes y los avances en la acuicultura están actualmente contribuyendo a la gravedad del problema.

En el estudio fueron observados que algunos de los nuevos eventos de FAN, en ambientes marinos, son causados por el aumento de las temperaturas, la acidificación de los océanos, la disminución de la oxigenación y los cambios en los niveles de nutrientes.

Por lo tanto, se espera que el cambio climático sea un factor agravante, pudiendo afectar la seguridad y protección de los mariscos.

Resultados del estudio

Según el estudio se observaron que los eventos de FAN aumentaron en el Caribe, América del Sur, el Mediterráneo y el norte de Asia y han disminuido en la costa oeste de Estados Unidos, Australia y Nueva Zelanda.

Las floraciones nocivas, además de amenazar la seguridad y protección de los mariscos, también pueden afectar la industria del turismo y los usos recreativos del mar. Las FAN liberan toxinas que pueden afectar la salud de los seres humanos.

En todas las regiones, donde la información era apropiada para el estudio, hubo una fuerte correlación entre la proliferación de algas nocivas a lo largo del tiempo y la producción acuícola intensificada.

La producción acuícola mundial aumentó de 11,35 millones de toneladas en 1985 a 178,5 millones de toneladas en 2018, según el informe. El mayor crecimiento fue observado en el sudeste de Asia, América del Sur y el Caribe.

La producción acuícola contribuye a la contaminación por nutrientes, creando condiciones eutróficas en los cuerpos de agua y favoreciendo a las FAN.

Se espera que la presencia de algas nocivas, su toxicidad y sus riesgos aumenten en el siglo XXI. Esta fue la conclusión del Grupo Intergubernamental en el 2019 sobre el informe de evaluación del cambio climático para las floraciones dañinas tanto de agua dulce como marinas.

FAN en ecosistemas de agua dulce

Las FAN además de ser encontrados en océanos, ríos y arroyos, también pueden aparecer en las fuentes de agua dulce que son utilizadas de suministro de agua potable, siendo igualmente peligrosas, por lo que hay que prestarles atención.

Las FAN en los ecosistemas de agua dulce y salobre provocan olores y sabores desagradables, desoxigenación de las aguas del fondo (hipoxia, anoxia), muerte de peces, alteraciones de la cadena alimentaria, y también pueden ser tóxicas.

Las toxinas de las algas son dañinas para las personas, los animales y otros organismos acuáticos. La calidad del agua utilizada para beber y para la recreación es afectada, amenazando las economías locales y el turismo.

Cómo si todo eso fuera poco, por primera vez, los científicos acaban de encontrar la toxina ATX de algas en el aire.

Puede ser un proceso complicado evitar los problemas relacionados con las algas en los ecosistemas de agua dulce. Se necesita una comprensión del cuerpo de agua, las algas que crecen en él y por qué están allí.

Solo entonces los que gestionan los recursos hídricos podrán aplicar las soluciones más eficaces para predecir y controlar los problemas futuros causados por la proliferación de algas.