Noticias

¡Celebrando 5 años y 5 proyectos con EPM

En 2015, comenzamos nuestro primer proyecto con Empresas Públicas de Medellín (EPM), una empresa que proporciona electricidad, gas, agua, servicios sanitarios y de telecomunicaciones. Se han instalado ocho sistemas MPC-Buoy en el embalse de La Fe en Medellín, Colombia, que es la principal fuente de agua potable de la ciudad de Medellín. Estamos orgullosos de que los sistemas estén en funcionamiento continuo, asegurando agua libre de algas toxicas desde su instalación en mayo de 2015.

Dos años más tarde, tras una clara reducción de las cianobacterias y la disminución de los costos operativos, EPM decidió instalar 6 sistemas en su otro embalse de agua potable, el de Río Grande. En un mes después de la instalación, las floraciones de algas se han reducido en más del 90%. Los sistemas demostraron ser exitosos incluso frente a las condiciones ambientales extremas de El Niño y La Niña. Las temperaturas más altas, el agua estancada y la alta intensidad de la luz solar son condiciones favorables para la aparición de floraciones de algas. Nuestros sistemas estaban preparados para este desafiante escenario y con el control interactivo de algas, pudimos ajustar el tratamiento para una población de algas altamente dinámica y de rápido crecimiento.

Los excelentes resultados de los embalses de Río Grande y La Fe permitieron la instalación de otro sistema en el embalse de agua potable situado en el hermoso municipio de Guatapé. Poco después, en 2019, EPM eligió instalar 6 sistemas en su embalse de generación hidroeléctrica, Porce II, y 4 sistemas en Porce III. Los sistemas han sido instalados con éxito este mes.

A lo largo de los últimos cinco años, hemos visitado los proyectos en múltiples ocasiones, para instalaciones y visitas a los sitios. Santiago Barrera, el biólogo de EPM, dijo: «El control de algas y cianobacterias ha sido una excelente inversión. Logramos mejorar la calidad del agua y reducir los costos de tratamiento mediante una tecnología respetuosa con el medio ambiente, además, hoy tenemos un seguimiento y control más ajustado al comportamiento de nuestro embalse».