Artículo 2 Ago, 2021

Como garantizar un alto rendimiento del ultrasonido en todo momento

En resumen

  • Las incrustaciones reducen la salida de ultrasonido hasta en un 60%
  • Conozca el Aquawiper™: el primer y único limpiador automático de transmisores
  • Garantía de salida de ultrasonido 24/7

¿Cómo funcionan nuestros transmisores ultrasónicos?

Sin embargo, cuando se usa ultrasonido para tratar algas es fundamental adaptar los programas ultrasónicos tan pronto como ocurran cambios en las condiciones del agua o especies de algas. LG Sonic utiliza programas ultrasónicos que se basan en algoritmos patentados, desarrollados después de una década de investigación.

Estos programas ultrasónicos pueden variar en forma de onda, frecuencia, pausa y amplitud. Son específicos para cada tipo de alga, su etapa de crecimiento y para las características de la calidad del agua.

Cada MPC-Buoy recopila datos sobre la calidad del agua en tiempo real y los envía automáticamente a un servidor central, optimizando aún más los algoritmos.

Estos programas de ultrasonidos que se adaptan son llamados Chameleon Technology™.

La bioincrustación disminuye la eficacia del ultrasonido

Cambiar los programas ultrasónicos por sí solo no es suficiente para mantener controladas a las algas. Los transmisores también deben estar funcionando en todo momento. Cuando los transmisores ultrasónicos no se limpian con regularidad, comienza a formarse una biopelícula en ellos.

La bioincrustación es la acumulación de microorganismos en superficies sumergidas, que con el tiempo puede degradar los transmisores ultrasónicos. Como resultado, la efectividad del ultrasonido puede disminuir hasta en un 50% en un mes, lo que resulta en una reducción del 50% en el control de las algas.

Para evitar esta situación y asegurar un alto rendimiento ultrasónico de los transmisores, las MPC-Boyas tienen un sistema de limpieza automático integrado, que se llama Aquawiper™.

Alto rendimiento del ultrasonido garantizado

El Aquawiper™ es el primer y único limpiador automático de transmisores de ultrasonido. Limpia el transmisor tres veces al día para garantizar un alto rendimiento del ultrasonido.

Esta característica única elimina la tarea de limpiar manualmente los transmisores semanalmente o quincenalmente. También reduce significativamente el tiempo, los costos y la mano de obra de mantenimiento. Es decir: sin restregar, sin productos químicos, sin problemas.