Noticias 11 Oct, 2021

Control de algas doradas en Perú

Nuestro sistema ultrasónico fue instalado en un reservorio ubicado en Perú para controlar la floración de algas. Nuestra MPC-Buoy está ayudando a eliminar los problemas de obstrucción del filtro, para que el agua pueda fluir fácilmente fuera del depósito.

Nuestro cliente es una de las minas de oro más grandes de América del Sur. Las diferentes acumulaciones de lluvia en la estación seca y en la estación húmeda presentan desafíos únicos para el proceso de balance hídrico. La empresa está comprometida social y ambientalmente, tratando con un alto estándar el exceso de agua al descargarla de nuevo al medio ambiente.

Actualmente, el embalse asegura el suministro de agua a 5.000 familias. Parte del objetivo de la empresa es brindar servicios confiables, eficientes y de alta calidad de agua y aguas residuales, y por eso está trabajando para mejorar la calidad del agua de uno de sus reservorios mediante la instalación de nuestro sistema interactivo de control de algas.

Algas en plantas de tratamiento de agua

Las algas siempre han sido un gran desafío para las plantas de tratamiento de agua. El agua se vuelve verde, los filtros de arena se pueden obstruir y algunas algas pueden producir geosminas y MIB, lo que le da al agua un sabor de «tierra» y «moho».

Para lidiar con estos subproductos, los operadores de las plantas de tratamiento de agua suelen utilizar sulfato de cobre, que es perjudicial para los ecosistemas. Además, también utilizan filtros de carbón activado para eliminar geosminas, MIB y toxinas del producto final. Eliminar las algas de la planta de tratamiento de agua es costoso, requiere mucha mano de obra y mucho tiempo (por ejemplo, para quitar y limpiar los filtros de arena).

La fuente del crecimiento de las algas puede ser tanto en la toma como dentro de la propia planta de tratamiento de agua. En este caso, el lugar más común de crecimiento de las algas es en los filtros de arena, donde ensucian la base del filtro.

MPC-Buoy puede eliminar eficazmente del 70% al 90% de las algas existentes y prevenir el crecimiento de nuevas algas. El sistema garantiza una solución rentable para los operadores de tratamiento de agua, lo que reduce los problemas operativos dentro de la propia planta. Lea aquí por qué no eliminamos el 100% de las algas.